Una mirada crítica a los impactos políticos de la renuncia de Joseph Ratzinger al papado en Roma.

Ciudadanía y Política

Las palabras de Joseph Ratzinger en el oficio del miercoles pasado en Roma han abierto una breve ventana sobre el verdadero estado de corrupción y de luchas por el poder que se vive dentro de la curia vaticana. Instalados en el poder religioso, comunicacional, financiero y político de una institución profundamente ligada a los intereses individualistas y corporativos capitalistas globales, los grupos de poder se disputan los pedazos de credibilidad posible, en medio de una suma de crisis internas y externas.

Los escándalos por la filtración de documentos vaticanos conteniendo denuncias sobre los negociados y vínculos con intereses mafiosos, y el escándalo mundial por los miles de casos de sacerdotes acusados de pederastia, han terminado por agotar las fuerzas de Ratzinger. Al pontífice romano lo derrotó la curia, lo venció la verguenza y lo cansó la corrupción interna que enferma a la cúspide de la institución. El Vaticano, azotado hoy…

Ver la entrada original 190 palabras más

Anuncios

Escríbenos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s